5 tips entorno al uso del papel en la vida diaria...

20 de Agosto de 2020

Artículo Fundación Azteca

El uso del papel como parte de nuestras actividades diarias se encuentra muy arraigado y se relaciona con nuestros hábitos y costumbres. Sin embargo, si reflexionamos un poco sobre lo que implica su producción y manejo de residuos, nos encontramos con datos impactantes como estos:

  • Se talan 17 árboles para hacer una tonelada de toallas de papel.
  • México corta medio millón de árboles diariamente para obtener la pulpa virgen para la producción de papel.
  • Anualmente se tiran a la basura 22 millones de toneladas de papel en nuestro país.

Todo ello nos lleva a cuestionarnos sobre la necesidad de cambiar nuestra mentalidad en torno al uso que damos al papel y a plantearnos nuevos hábitos para minimizar estos efectos y garantizar la sustentabilidad de nuestro planeta en el futuro.

Para contribuir a esta causa, te proponemos estos 5 tips que te ayudarán a reducir el uso de papel en casa e igualmente contribuir a tu economía, minimizando el consumo.

1. Usa servilletas de tela cuando comas.

Cuando comes en casa cada persona usaría normalmente una toalla de servilleta durante el desayuno, una a la hora de la comida y una en la cena. Esto son cuatro servilletas por persona mínimo, en un solo día.

Es por esto que recomendamos utilizar servilletas de tela a la hora de los alimentos. Cuando comiences a usarlas te recomendamos que el color sea de un tono oscuro. Así es más fácil ocultar las manchas de comida.

2. Usa toallas de cocina para secarte las manos.

Para muchas personas, es normal secarse con una toalla de papel después de lavarse las manos en el fregadero de la cocina. Si este es tu caso, otra forma sencilla de reducir su uso, es colgar una toalla de cocina para secarse las manos.

3. No uses papel para limpiar o secar.

Mucha gente utiliza toallas de papel o servilletas para limpiar. Para que tu rutina de limpieza sea más ecológica, aquí también hay un área de oportunidad para cambiar tus hábitos.

Utiliza toallas limpiadoras, son súper absorbentes y sirven perfectamente para limpiar o secar.

4. Reutiliza lo que ya tienes.

Además de usar toallitas limpiadoras, también puedes usar lo que ya tienes en casa para crear nuevos trapos.

Si tienes camisetas, calcetines, sábanas o toallas demasiado gastados, córtalos en trozos y haz tus nuevos trapos.
Como ejemplo, puedes designar trapos rojos para limpiar el baño, trapos negros para limpiar la cocina, trapos blancos para quitar el polvo de los muebles, etc.

Cortar la ropa y las toallas viejas también es una excelente manera de hacer tus propias toallitas desinfectantes reutilizables caseras.

5. Recicla.

¿Cuentas con hojas de papel ya utilizadas y listas para desechar? Puedes darles una segunda vida, por ejemplo: para limpiar vidrios, envolver regalos de forma creativa, empacar objetos, envolver vegetales para mantenerlos frescos o para cubrir alguna superficie de tu casa para no mancharla.